viernes, 13 de julio de 2012

La locura del sujeto o el Viento de la conveniencia



La esterilidad de mi palabra,
Que entorpece el lenguaje
Y desangra la sintaxis,
Confunde los tiempos en el Tiempo.

Mientras, se tambalea el predicado,
En su circunstancia complementaria,
Llegando a enloquecer al sujeto,
A través del narrador omnisciente,

Que desconoce el límite del pensamiento
En el orden interior de la jerarquía,
De cualidades, apariencias y formas,
De adverbios, adjetivos y colores.

No hay análisis y ajustes para las palabras,
Sino figuras semejante en conjunción,
En pasajes de comunicación secretos,
Desvanecidos, en nieblas prolongadas de silencios.

La fantasía camina precipitada al exilio,
Donde la locura trina como golondrina en celo
Y alza el vuelo hacia ese espacio sin aberturas,
Inconsciente del viento de la conveniencia.


© Rafael Mulero Valenzuela
Julio de 2012