jueves, 14 de junio de 2012

La sonrisa





Siempre, alejado de la guerra,
En el corazón la paz busco.
De tus besos, el amor sin final,
En el hijo indago llorar esperanza,
De tus ojos soñar el cielo.

En el suspiro entre las nubes vuelo,
Siempre en su caminar lánguido
Sin final cierto y seguro
Como ese amor que tú me das.

En la sonrisa de tus labios,
Me detengo sin recelo,
Desciendo por el túnel
De tus tiempos erizados,
Blancos y poderosos,
Para acurrucarme tierno
En tu vientre poderoso.

Encontrar el reposo lento,
Apasionado y ansioso,
De sentir tus otros labios...,
En la sonrisa abierta de fuego
Que me adentra absorbido
En el placer casi infinito
De tu último gemido.

Suspendido en tu  suspiro quedo
Que retorna en el aliento vencido,
Temblando las nubes reticulares
Mientras da impulso al viento.

© 2012 Rafael Mulero Valenzuela
Primavera