martes, 22 de febrero de 2011

La locura


http://upload.wikimedia.org/wikipedia








En memoria de Antón Chéjov
(1860 – 1904)
“¡Si supiera usted, querido amigo, hasta qué
punto estoy harto de la locura general, de la
maldad, de la estupidez de la gente que me
rodea, y qué alivio experimento hablando
con usted! (La sala número seis)



Para Amando Carabias María
Que espero me ayude a soportar mis locuras utópicas.








Vivo en ese incontenible deseo
De volverme loco,
Olvidarme de todo
Para no soportar la cordura
De esos otros que hacen preguntas
Que no escuchan y pregonan…

Ver esa luz extraña que nos permite
Imaginar en el profundo sueño
Otra vida desigual, distinta, mágica,
Donde tanta impuesta cordura
No sea una espantosa locura
De mentiras antiguas y nuevas,
De crímenes ocultos y falsedades.

Estoy deseando ser un loco,
El único loco.
Un loco más.
Simple.
Sencillamente un loco.
Por todo el Tiempo,
Ese tiempo limitado
Donde no existan imposiciones
De vanos rituales y pomposas liturgias.

Solicito que se me traslade,
Junto al pobre Gromov,
Que me atienda el doctor Ragin,
A la sala número seis
Con carácter de máxima urgencia.
De inmediato.
Me escucháis.


Martes, 22 de febrero de 2011
© Rafael Mulero Valenzuela